Nuestra Huerta

Danza de aromáticas en crecimiento, se abrazan, se unen y separan, conviven en perfecta armonía.

La tierra como sostén y alimento. El aire que respiran, respiramos. El agua que beben incorporamos.

Y el Sol, bendito Dios, que a todos nos dá vida.

Esta huerta, de tipo jungla, necesita de escasa intervención humana.. es más el tiempo que paso contemplándola e interactuando junto a ella, sin modificar sus procesos naturales.

De más está mencionar que está completamente libre de agrotóxicos.

Llegado el momento, en profundo agradecimiento, recolecto lo necesario para los preparados. Intencionando la presencia en cada paso del proceso y velando por la naturalidad de cada uno de los preparados.